Buscar

¿Por qué funciona mejor la Acupuntura Distal para el tratamiento del dolor que la puntura “local”?






Desde nuestra perspectiva poner las agujas en la misma zona o lugar del dolor, en la mayoría de los casos, es menos eficaz y, además, pierde toda la potencia y el encanto de las grandes teorías y prácticas clásicas de la Acupuntura.

El cuerpo posee un complejo sistema de conexiones, formado principalmente por nervios y vasos sanguíneos. La Acupuntura utiliza su sistema de meridianos, holografías, microsistemas, etc., para describir la organización funcional de estas conexiones y poder aliviar el dolor y mejorar las funciones corporales. Como decía el Dr. Tan: “el interruptor no está en la luz”.

Desde la visión de la Medicina China, cada pequeña parte del cuerpo representa al cuerpo en su conjunto. Es decir, que se puede tratar una parte del cuerpo mediante el uso de otra parte. Por ejemplo, podríamos usar la mano para tratar dolor de cabeza, dolor en el pie, dolor de rodilla, dolor de hombro, etc.

Con la Acupuntura Distal se obtiene información instantánea acerca de si el tratamiento es o no eficaz (feedback automático). Después de insertar las agujas, siempre pedimos al o la paciente mover el área del cuerpo dolorida. La mayoría de las veces, el o la paciente va a percibir un cambio (en segundos) en los niveles de dolor, rango de movimiento, etc. Si no funciona, entonces las agujas pueden ser manipuladas, añadidos otros puntos o pinchar en un área diferente del cuerpo hasta conseguir el alivio deseado.

El movimiento de la zona dolorosa no sólo ayuda a comprobar si el tratamiento funciona, también permite realizar la técnica “Dong Qi” (Mover el Qi). Con este procedimiento, al movilizar el o la paciente la zona afectada, el Qi es dirigido al área enferma, por lo cual, la actividad terapéutica de las agujas insertadas está focalizada y su efecto es más potente.

En el área afectada por el dolor la energía debe ser capaz de moverse libremente. Por ello, la aguja debe colocarse distal a la zona afectada, evitando la punción local que pueda impedir el libre y sutil movimiento del Qi en la zona. Además, tratar a distancia, nos permite no tener que tratar localmente un área inflamada o excesivamente sensible, lo cual, aparte de que pueda resultar muy doloroso, podría incluso ser perjudicial.

Esta forma de trabajo corresponde, entre otros, a los estilos de la Acupuntura Tung y del Método de Equilibrio del Dr. Tan. Ambos son sistemas muy eficaces, que utilizan puntos “distales” accesibles y poderosos, generalmente en los brazos y en las piernas (con la comodidad para el o la paciente de no tener que desvestirse) y con la capacidad de obtener resultados instantáneos y duraderos en el tratamiento del dolor.

Contacto

ACUPUNTURA DISTAL​

​acupunturadistal@gmail.com

  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube

© 2020 Acupuntura Distal